lunes, 20 de junio de 2016

Dos tristes idotas


Pero mis ojos
son también dos tristes idiotas.
No se dan cuenta
de que no eres tu el que tienes que marcharte
para que ellos te dejen de ver.
Son ellos los que tienen que dejar de mirarte
para conseguir no verte mas.

Pero los cabrones cada dia
de lluvia
me dicen lo mismo:
cualquier tiempo pasado fue mejor.

Y se vuelve a ir
a ese lugar
que ya no existe.

43 maneras de soltarse el pelo,
Elvira Sastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar :)